El PLAN DE BARRIOS DIVERSOS de la asociación LanzaEntiende tiene como objetivo la mejora en la convivencia de las personas LGTBI en su vida comunitaria desarrollando actividades y proyectos LGTBI en los diferentes barrios y pueblos de la isla de Lanzarote tras la realización de reuniones vecinales previas.

Ser gay, lesbiana, transexual, intersexual o tener cualquier otra orientación afectivo-sexual que se salga fuera de lo “heteronormativo” puede llevar a muchas personas, sobre todo jóvenes, a abandonar su barrio o su pueblo para emigrar a las ciudades. Sufren o perciben violencia, discriminación, humillación o agresiones por su condición LGTBI, en muchas ocasiones mezcladas con el racismo o el machismo. Es el llamado “sexilio”.

En España, las grandes ciudades, como Madrid, Barcelona o Valencia, acogen permanentemente a lanzaroteños LGTBI que llegan en busca de esa protección que respete su orientación sexual y que les permita vivir de acuerdo a como son. Incluso hay casos de parejas que han tenido que cambiarse de edificio porque habían recibido el rechazo de sus propios vecinos.

Muchas personas de la comunidad LGTBI confiesan haber fingido durante su adolescencia una heterosexualidad forzada con la intención de encajar en la sociedad y para ser respetados por sus familiares y amigos. Incluso la mayoría declaran haberse autocensurado por no haber sido capaces de declarar su orientación sexual, desencadenando en un profundo sentimiento de culpa. Ese malestar interior, fruto de la presión que impone una sociedad heterosexista y lgtbifóbica, es una de las razones que empujan a muchos jóvenes a abandonar sus lugares de origen, dejando atrás una familia, a la que en muchos casos no vuelven a ver jamás. Para la mayoría de estas personas, regresar a sus pueblos suele provocar un conflicto emocional al que prefieren no enfrentarse.

Más información AQUÍ